¿Me acompañas?

Estándar

Dicen que hay trenes que pasan una vez en la vida.

Nos pasamos media vida lamentando ése que dejamos pasar una vez… sin percatarnos en el camino, que desperdiciando de nuevo el que se acerca y hasta nos saluda… pero al que tampoco subiremos ( para variar ).

Yo no creo que haya trenes que se presentan sólo una vez en la vida.

Al contrario. Veo estaciones llenas de trenes que vienen y van, deseosos de acercar culturas, de unir familias, de separar tristezas

el tren para una vida mejor existe.
Está ahí, aparcado en algún lugar, y seguirá aparcado mientras tú y yo no lo busquemos; mientras tú y yo le dejemos marchar.

Esa niña tiene algo que ni tú ni yo tenemos… posee una imaginación desbordante, pero sobre todo, ilimitada, justo lo que hace falta para triunfar.

¿ O te crees que es fácil fletar un avión cada noche con destino desconocido ?.
Eso ha conseguido Amancio Ortega y créeme que algún día solo fue un sueño, casi imposible de materializar.

Un mundo mejor no empieza dejando de ver Cuatro por despedir a Cintora, ni por ser Charlie Hebdo, ni Excalibur… ni siquiera por votar a Podemos.

Un mundo mejor empieza aquí y ahora, en tu cabeza, en tu familia…

para trasladarla después a la sociedad.

Empieza por demostrar a esa niña que algo mejor es posible, sólo te llevará unos minutos…
aunque para ella serán alas para la eternidad.

Que eso también es EDUCAR. Ya está bien de castrar capacidades, de limitar, etiquetar
de criar y alimentar desesperanzas

ya basta de llorar y patalear. La próxima vez que arremetas contra la » casta «, mira a tu alrededor, y pregúntate qué haces en tu día a día para dejarles un mundo mejor.

No olvides que son esponjas, que absorben todo lo que les das. No escatimes esfuerzos en darle alas, porque solo así podrá forjarse un futuro desde la libertad; sin la pesada condena que supone vivir una vida llena de frustración, donde las carencias e invasiones de otros, se asumen como propias, siempre con resignación.

Apúntate a la moda de » abrazar el cambio » desde la clandestinidad, con pequeños gestos que día a día, motiven grandes cambios entre los tuyos… que traducirán más tarde en la sociedad.

image

Publicado desde WordPress para Android

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s