Me rindo

Estándar

Mirando de frente
sin prejuicios; sin reservas
desnuda ante una realidad que duele,
escuece, pero también enseña.

A cuestionar verdades que parecen absolutas,
a desterrar cosas viejas para tiempos nuevos.
A dudar de una educación para la que nadie me pidió permiso.

Me enseñaron a rendirme
antes que a luchar;
a respetar sus absurdos principios
sin abrir la boca para cuestionar.

A sentirme culpable
hasta del acto más irracional;
porque nada mejor que un niño
que jamás te traicionará.

Antes se convertirá en “bicho raro”
antes tragará hasta que no pueda más;
y solo cuando ya es demasiado tarde
se atreverá a despertar.

Nunca pudo elegir
entre luchar y huir;
sólo levantar los brazos
y dejarse reducir.

Ahora le dices que sobra
que siempre sobró en realidad.
Pero ni siquiera te hace falta verbalizarlo,
siempre lo supo, lo sintió…
en verdad.

Y ahí le tienes…
con los brazos en alto
a tus pies una vez más.
Ella nunca eligió estorbarte
pero nada de eso importa ya.

Hoy, mirando de frente
sin prejuicios ni reservas;
desnuda ante una realidad que duele,
consciente de que algo debe cambiar.

Empezando por mi, por ti
nuestra educación;
trasladándola al resto de la sociedad.

Para que sea la última
en levantar los brazos,
y rendirme ante ti…
una vez más.

image

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

A conciencia

Estándar

¿ Te has planteado alguna vez cómo sería la vida a conciencia ?.
Sí, ya sé que dirás que te riges de forma, más o menos consciente, que no actúas como no deseas que sean contigo, patatín patatán.

En serio. ¿ No crees que todo sería diferente si nos educaran a conciencia ?.

Desaparecerían los apegos, machismos exacerbados, distorsiones varias… y hasta los tan elaborados corto circuitos, que tanto daño nos hacen hoy.

Por ejemplo

A conciencia aprenderíamos con total naturalidad que todo lo que empieza termina, antes o después; de una forma u otra.

A conciencia entenderíamos que drama es a amor lo mismo que maltrato a felicidad, osea imposible.

A conciencia sería lógico pensar que separarse a tiempo, más que un fracaso, es un acierto, y que ningún hombre pensará al saberlo que eres ” fácil “, sino todo lo contrario.

A conciencia casarse, lejos de ser el objetivo de la mujer sería solo una opción más, y no hacerlo no es malo, ni siquiera decepcionante.

A conciencia es fácil comprender que el amor no lo perdona todo.

A conciencia soltera sería equivalente a decencia, en idénticos términos que madre.

A conciencia nadie te culparía por no seguir a un hombre, a donde quiera que vaya.

A conciencia los arquetipos sencillamente sobran; están de más.

A conciencia muchas madres dejarían de sabotear a sus hijos.

A conciencia no querer a los tuyos nunca sería opción.

A conciencia las invasiones no tendrían ningún sentido.

A conciencia avergonzar, humillar y criticar no serían deporte nacional.

A conciencia tus vástagos seguirán siendo una extensión consanguínea de ti… pero nunca tu blanco.

A conciencia… todo sería tan diferente… a conciencia…

image

Publicado desde WordPress para Android

Tu milla verde

Estándar

¿ Y quién está en disposición de asegurar que no se encuentra atrapado por los… tobillos ?.

La mayoría de nosotros no se acerca a la valla de la imagen ni de lejos, y los pocos valientes que deciden saltarla se encuentran con mil y una trabas, especialmente diseñadas en tiempos de crisis para abortar cualquier intento de todo lo que conlleve CAMBIO, por pequeño que sea.

¿ Que no me crees ?. Pera, que te lo demuestro.
Imagina por un momento, que eres el ¿ inconsciente ? que aparece en la foto.

Dime ¿ cómo te enfrentas a la valla ?. Te diré que puedes acercarte, a hurtadillas, y una vez al otro lado ( y si te pillan ), echar la culpa al Gobierno, a Aznar o hasta a tu padre si quieres, al más puro estilo victimista marca Españistán.

Pero también puedes saltar con determinación, lleno de convicción, y hasta de dogmas, al estilo Vaticano porque tu rol es el del eterno salvador ( que nadie salvará ) dicho sea de paso, si fracasas en tu intento.

Por último, hay quien no es que salte la valla… sino que la valla es suya… y a él/ella no se le ríe ni Dios; amigo, este arquetipo también abunda en la cercana Españistán.

A día de hoy, sólo conozco a un valiente Alatriste capaz de aventurarse al vacío, así sin trampa ni cartón.

Alguien que esconde tanto ” horror ” grabado en sus retinas, que nadie puede borrar.

Un hombre íntegro capaz de destapar la vileza y la infamia que observa en su entorno, sin pelos en la lengua.

¿ Sabes ya quién es ?. Bueno, te diré que es un ” hombre bueno “… que en tiempos revueltos se ha propuesto arrojar algo de sinceridad.
Siempre, aunque duela, aunque corran ríos de tinta; aunque se juegue el tipo en el camino.

Quizás porque su pan no depende de España; quizás por eso se halle ” libre ” para difundir verdades que duelen, e influir en el cambio, de forma activa.

¿ Sabes ya de quién se trata ?. Acércate al ” club Dumas ” y lo descubrirás, sobre ” La Tabla de Flandes “… allá entre algunos ” hombres buenos “.

image

Publicado desde WordPress para Android

¿Me acompañas?

Estándar

Dicen que hay trenes que pasan una vez en la vida.

Nos pasamos media vida lamentando ése que dejamos pasar una vez… sin percatarnos en el camino, que desperdiciando de nuevo el que se acerca y hasta nos saluda… pero al que tampoco subiremos ( para variar ).

Yo no creo que haya trenes que se presentan sólo una vez en la vida.

Al contrario. Veo estaciones llenas de trenes que vienen y van, deseosos de acercar culturas, de unir familias, de separar tristezas

el tren para una vida mejor existe.
Está ahí, aparcado en algún lugar, y seguirá aparcado mientras tú y yo no lo busquemos; mientras tú y yo le dejemos marchar.

Esa niña tiene algo que ni tú ni yo tenemos… posee una imaginación desbordante, pero sobre todo, ilimitada, justo lo que hace falta para triunfar.

¿ O te crees que es fácil fletar un avión cada noche con destino desconocido ?.
Eso ha conseguido Amancio Ortega y créeme que algún día solo fue un sueño, casi imposible de materializar.

Un mundo mejor no empieza dejando de ver Cuatro por despedir a Cintora, ni por ser Charlie Hebdo, ni Excalibur… ni siquiera por votar a Podemos.

Un mundo mejor empieza aquí y ahora, en tu cabeza, en tu familia…

para trasladarla después a la sociedad.

Empieza por demostrar a esa niña que algo mejor es posible, sólo te llevará unos minutos…
aunque para ella serán alas para la eternidad.

Que eso también es EDUCAR. Ya está bien de castrar capacidades, de limitar, etiquetar
de criar y alimentar desesperanzas

ya basta de llorar y patalear. La próxima vez que arremetas contra la ” casta “, mira a tu alrededor, y pregúntate qué haces en tu día a día para dejarles un mundo mejor.

No olvides que son esponjas, que absorben todo lo que les das. No escatimes esfuerzos en darle alas, porque solo así podrá forjarse un futuro desde la libertad; sin la pesada condena que supone vivir una vida llena de frustración, donde las carencias e invasiones de otros, se asumen como propias, siempre con resignación.

Apúntate a la moda de ” abrazar el cambio ” desde la clandestinidad, con pequeños gestos que día a día, motiven grandes cambios entre los tuyos… que traducirán más tarde en la sociedad.

image

Publicado desde WordPress para Android

Hacerse un sígueme pollo

Estándar

Hoy domingo de ramos, me he propuesto la tarea de rescatar con el espíritu de Robin Hood y el ” prota ” de La princesa prometida, una palabra sumamente explícita, que aunque está en vías de extinción, confío en el poder de Facebook y sus secuaces, para devolverle la magia que tiene ( escondida ) sin truco que valga.

Las redes oficiales aseveran que: siguemepollo hace referencia a cinta que como adorno llevaban las mujeres, dejándola pendiente a la espalda.

Osease, un adorno sito especialmente en los vestidos tradicionales que colgaba a la espalda de las damas ¿ elegantes ?.

Para que lo entiendas ( y me lo expliques ) jaja.
Viene a ser, mayormente, lo que se cuece cada sábado noche… de un tiempo a esta parte…

en la parrilla televisiva. Damas y hombres de negro que cual siguemepollo, se las ingenian para ” adornar ” cual árbol de Navidad, dicho sea de paso, a sus grupos políticos, sean del color que sean.

Aviso a marketinianos: ¿ cómo es que este bonito ” palabro ” se halle en peligro de extinción, siendo uno de los pilares que sustenta el marketing ?.

En fin. Es curioso que también los grupos que se hallan en vías de extinción, se sirvan de estas estrategias para mantenerse en el mercado y no morir en el intento.

Los adornos para Navidad.
Hombre de Negro… el de mi amigo Javier Nuñez.
Discursos… para el Rey.
Y votos… para rescatar a este pobre sustantivo de las tinieblas y a seguir predicando con el ejemplo.

Mientras tanto seguiré identificando cada sábado noche… a quien se viste de gala para sorprendente con un sonoro ” siguemepollo “.

Cosas del marketing… ¿ o no ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Remando en dulce de leche

Estándar

Hoy les contaré: el soldado y el dulce de leche.

Cuando la gente relataba su pasado con cuentos… explicaba su presente con cuentos… predecía su futuro con cuentos… el mejor lugar del chéster tuneado por el equipo de Risto… le pertenecía al narrador… de cuentos.

Había una vez un soldado, a mil leguas y no de viaje submarino, tras tropecientos años de guerra… un soldado de alma noble que remaba y remaba… y nunca lograba llegar…

a un destino concreto, lleno de paz y tranquilidad, donde poder resguardarse de las tormentas; donde poder establecer un ” hogar “.

El soldado remaba y remaba… pero al llegar a la orilla de algún pueblo y silbar, los habitantes le hacían sentir extraño, y el soldado se volvía a su embarcación improvisada, y con la ilusión algo tocada… echaba de nuevo a remar.

Y así pasaron los años de un viaje sin final, del que aprendió mucho de geografía pero muy poco de humanidad.

Hasta que cuando decidió remar a contra corriente, y cambiar su objetivo principal.
A partir de entonces se conformaría con los dulces nutrientes, que le dibujaran tímidas sonrisas, sin plantearse encontrar un ” hogar “.

Y así… fue remando, no sin esfuerzo, sin encontrar su dulce particular, hasta que comprendió que ése ansiado dulce estaba adentro suyo, y de él dependía sacarlo a pasear.

Asi que cubrió todos sus pensamientos de azúcar y logró entrenar su olfato para detectar dulce, aunque sólo fuera en su particular avatar. .

y se fijó que el viaje era mucho más llevadero, remando entre dulce de leche, jajaaaaa… y sin querer, llegó a una isla pequeña pero segura, en la que con el tiempo llegó a convertirse en uno más.

¿ Por qué ?.

Les enseñó a las gentes de aquellas tierras, a ver la Luz al final del túnel, en mitad de la adversidad; a atisbar pequeños dulces de leche, pero sobre todo, a remar y remar siempre con intensidad.

Porque si es muy difícil
por eso lo imposible solo tarda un poco más;

Por eso remar en dulce de leche es propio de los más valientes y sofisticados, jajaaaaa…

de aquellos que sin llegar a rendirse… nunca paran de remar.

image

Publicado desde WordPress para Android

A vista de pájaro

Estándar

Si pudiera elegir me mimetizaba en la piel de un ave. Para volar libre sin permisos ni cadenas.

Para observar a los ” humanos ” a vista de pájaro, y emprender el vuelo más alto.

Me acercaría al agujero negro y picaría para entrar, y extraer un trozo de tejido que cual paloma mensajera, me serviría para mostrar al común de los mortales su respeto por el medio,
a vista de pájaro.

Acompañado de un compañero, a poder ser de Greenpeace… picaría la puerta de cada humano, explicándole que no puede seguir así.

Que la realidad objetiva es mucho más cruenta de lo que a simple vista le pueda parecer.

Despliegan sus alas por doquier, a lo pavo real, sin reparar en el camino, que hay otras formas de ir por la vida… sin cortar las alas al resto… sin coartar su libertad.

Les prestaría mis gafas de lejos, que las de cerca les llegarían a quemar… para que observen cual espectador omnipresente, todo lo que la Tierra esconde…
a vista de pájaro.

Finalmente, adoptaría el alma de Skinner y premiaría su ” buen hacer “. Con refuerzos positivos a los que presenten conciencia de grupo ( si existiere alguno ), y respeten su entorno tanto como el comer.

Y no me harían falta otro tipo de refuerzos distintos, que ya se sabe que entre Dios y el dinero… antes el segundo que el primero, jaja.

En Francia incentivarán el sueldo de quien acude a su trabajo en bicicleta.

En España incentivamos a quien hace ” la croqueta “.

En fin. Que la perspectiva varía mucho…
a vista de pájaro.

Esperemos que algún día, más pronto que tarde, despertemos de nuestro letargo, y comencemos a ” sentir “…
a vista de pájaro.

image

Publicado desde WordPress para Android