¿ Pasión o competición ?

Estándar

Alguien me interpeló alguna vez acerca de quedar » segunda «, en una carrera. Se atrevió incluso a ir bastante más allá en su argumento y preguntó acerca de quedar » cuarta » ( entre ocho posibles ).

En realidad el cuatro es un número mágico, lleno de significado para mí.

Le extrañó que no hubiera ni un ápice de competitividad en mí.

Vivimos en un mundo donde los convencionalismos y la doble moral dominan el mercado.

Enseñamos a nuestros hijos, mejor dicho, les instruimos para » El arte de la guerra « desde bien pequeños.

Si, como lo oyes. Seguimos las directrices de Paulov y Skinner, como si fueran grandes arquitectos, sin cuestionarnos en el camino, hacia dónde les llevamos.

Hace un tiempo que vengo leyendo en el Facebook, publicaciones del estilo: » mi vieja de una bofetada te ordena de golpe todos los chakras y hasta te ahorraba el psicólogo «.

He de admitir que es uno de los posts más reiterados y con más » me gusta » a sus espaldas.

A mí me gustaría preguntar honestamente, a todas esas personas que apoyan y dan soporte a ése tipo de » gestos » tan graciosos ( al parecer ), qué opinarían de que sus hij@s queden segundos… y hasta cuartos.

¿ También entonces procederán a ordenar sus chakras ?.

Si lo hacen… puede que la próxima vez, tal vez consigan hacerse un » glorioso » selfie con su vástago en el podium, pero lo que de seguro habrán conseguido es marcar a su hij@ a fuego, para el resto de su vida.

No te confundas. No es verdad eso que dicen: » una bofetada a tiempo sirve para quitar muchas tonterías «.
A veces el temor a esa bofetada es tan grande, que produce sumis@s para el resto de sus vidas.

Tampoco es que peque de ingenua.
Sé que el hecho de no querer competir, me convierte en » incompetente « a la velocidad del rayo.

Mas bien intento poner pasión en todo lo que hago. Y no me refiero a correr la maratón » Behobia- Donostia «, sin haber entrenado, por ejemplo.

Me refiero a poner la misma ilusión en las pequeñas cosas que en las grandes.

Porque sé que así los resultados llegarán, de una forma u otra.

Quizás no en forma de » copas «; ni siquiera en forma de » Likes «.

Pero ¿ sabes lo que me divierto este rato escribiendo una simple reflexión ?.

Probablemente sea lo único que atesoro en propiedad; un bien que nadie nunca me podrá arrebatar.

Yago Lamela era mi atleta favorito, y te aseguro que el mejor salto que nos pudo dar, no es más intenso de lo que siento al tener la oportunidad de compartir apenas unas líneas… sin máscaras, sin perros.

Honestas y humanas… pero sobre todo… apasionadas y algo » alocadas «.

Tú decides. ¿ Fomentar la » pasión » o sólo » instruir » para la competición ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s