Perdonar = Anestesiar ~ Olvidar

Estándar

El perdón es como el tiempo. Sirve para cubrir de una fina capa de sedimento que anestesia el dolor durante algún tiempo.

El perdón es el Felipe VI de la bondad pero eso no significa que la bondad lo perdone todo.

Dime cuánto dolor albergas y te diré que tu capacidad de perdonar es proporcional.

No te confundas. Perdonar no exime de responsabilidad como olvidar no implica anestesiar eternamente.

Dime cuánto odias y te diré que tu capacidad de perdonar es inversamente proporcional.

Si piensas que el perdón te da permiso para volver a cometer los mismos errores de forma casi compulsiva… espera sentado.

Perdonar es anestesiar y alejarse del dolor dejando de lado cualquier rencor.

Perdonar te hace libre pero no libera a quien te hirió.

Perdonar y dar otra oportunidad es como quemarse y volver a poner la mano en el fuego… oséase un suicidio en toda regla o no.

A veces el perdón es casi un acto automático pero no por eso se perdona.

Perdonar es soltar.

Pero uno no elige soltar ahora. Hay quien no consigue ” soltar ” nunca como quien nunca consigue perdonar.

Perdón es a culpa lo mismo que anestesia a muerto, osea imposible.

Perdonar implica un acto de profunda humildad pero no serás más humilde por perdonar.

Perdonar por amor es como aguantar por costumbre. Da igual que ” ames ” o ” a guantes “…
si le culpas nunca le perdonarás…

y si realmente te quiere, no tendrás que perdonar porque habrá pensado antes de ofender o humillar.

Perdonar lleno de rabia es como olvidar pensando todo el día en la ” afrenta de Corpes “. Imposible.

Para perdonar primero hay que dejar de juzgar y sin juicio no hay culpa… y sin culpa ¿ qué habría de perdonar ?.

Perdonar por costumbre a quien te daña por hábito es como regalarle tu dignidad envuelta en papel de regalo y con lazo incluido… masoquista.

Perdona, anestesia, libera, suelta, olvida… haz lo que quieras…

pero APRENDE.

¿ Y tú qué prefieres… pedir permiso o pedir perdón ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Pasado = Referencia ~ Residencia

Estándar

Todos tenemos un pasado y si no lo tienes es que no sabes lo que es vivir o, tal vez, es que vives en el pasado, anclado a viejos raíles obsoletos que se han convertido en ” algo ” más que una referencia; tu residencia.

Residir en el pasado puede ser cómodo, puede ser rutina pero no puede ser siempre.

El pasado no se elige pero siempre puedes elegir cómo te afecta tu pasado.

Hay quien es feliz viendo un partido de fútbol y disfrutando de un helado de chocolate, y no necesita más para vivir con dignidad.

Porque esas son sus referencias. Cuando tus referencias se convierten en residencia, entonces el pasado eclipsa todo tu presente, y tu vida se convierte en un eterno ” nido vacío “, del que se te hace imposible escapar.

A veces ” vivir del pasado “ puede ser rentable en el corto plazo.
Es el caso de las empresas que hacen de la fama de antaño, su palacio particular,
convirtiendo aquellas estrellas de ayer en hambre para mañana,
mientras ” vivir de las rentas “ se erige como la estrategia de elección, en un mercado cada vez más competitivo.

Cuando haces de tu pasado tu residencia habitual, da igual adónde lo lleves porque será como el bambú o la hierba asiática: crece en cualquier parte.

Y cuanto más te esfuerces en comprenderlo más raíces echará dentro de ti.

Habitar en el pasado es como quedarse en los cinco primeros minutos de ” Mis 50 primeras citas “

sin remedio. Sin posibilidad de cambiar el final.

Imagínate parecerte a Drew Barrymore siempre.
Sin posibilidad de mejorar.
Sería algo así como divertido pero no realista.

Lo único realista es que aceptes el pasado como lo que es: una simple referencia vital que te sirve cual ” trampolín ” o como ” aspiradora “, a la hora de emprender tu presente.

Las referencias no se eligen pero tú eliges qué hacer con tus referencias.

Ahí fuera te espera una vida. Seguramente no es como la imaginaste… ni siquiera se acerca a lo que un día pensaste que sería…

pero siempre puede ser mejor. Y eso sólo depende de ti.

¿ Y tú… qué haces con tus referencias ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Comprender = Responder

Estándar

Comprender es como escuchar. A veces parece que solo escuchamos para poder responder como solo comprendemos aquello que podemos responder.

¿ A dónde vas ? manzanas traigo… es la máxima de un modelo solipsista que busca la respuesta inminente a todo…
hasta a lo que no la tiene.

Pretender obtener respuestas a todas las preguntas es como querer adelantarse a los tiempos, esquivando cualquier aprendizaje y sorteando la experiencia, que son, en definitiva, lo que nos permite acercar respuestas, más o menos ajustadas a las preguntas más inquietantes.

Querer comprenderlo todo es como curtirse en mil y una batallas que no te llevarán a ninguna parte, porque la incertidumbre viaja contigo, allá donde vas,
y es tan difícil deshacerte de ella, que por más que lo intentes, nunca lo conseguirás.

Comprendemos para vivir pero no vivimos para comprender.

Vivimos para hacer comprender que solo tú eres el artesano de tu destino, y nadie más puede hacerte ” florecer “.

A veces las respuestas son evidentes; otras, se postergan sin cesar…
sea como fuere, son parte de un aprendizaje sin remedio, del que no se decide, se acepta o no, se vive o no, se comprende o no.

Para comprender es necesario dejar la prepotencia de lado, y deshacerse de prejuicios baratos que solo te alejan de tu objetivo, y de cualquier respuesta coherente que en el camino puedas obtener…

para construir nuevas sensaciones que antes no podías ver, y ahora hasta te gustan,
porque descubres que se puede mirar la vida con otros ojos; y se puede aprender a responder sin comprender.

No elegimos la vida que tenemos, pero siempre podemos elegir cómo vivir la vida que no elegimos.

Y unos eligen sentirla, y otros, eligen comprenderla
todos eligen vivirla.

Y es que aprender a vivir es también comprender que no todo se puede responder
mientras la vida te ” demuestra ” que por más que seas Tauro
tus limitaciones son más fuertes que tu capacidad o que tus ganas de saber.

Así que vive como elijas
y si eliges comprender,
empieza por comprender que la vida te responde,
en el tiempo y forma
cuando tenga que ser.

Adelantarse a los tiempos
puede que te proporcione respuestas,
pero no te hará comprender
porqué la vida se te ” escapa “
intentando comprender,
lo que no estás preparado aún
para saber.

La vida no se hizo para comprenderla,
como comprender no te hará más libre;
pero siempre tendrás ” libertad ” para elegir,
cómo vivir tu vida;
qué respuestas te ayudan a querer, sentir y hasta vivir.

image

Publicado desde WordPress para Android

Contigo aprendí

Estándar

Y aprendí que somos más de un noventa por ciento de los demás.

Aprendí lo hermoso que es llegar al mismo sitio por distintos caminos.

Aprendí que lo mío es tuyo… como lo tuyo mío.

Aprendí a ejercer con patente de corso.

Aprendí a que estar a la altura… tiene más de percepción que realidad.

Aprendí a disfrutar de tener ” seguidores “.

Aprendí a recibir gratitud… y más difícil aún… a aceptarla.

Aprendí que el destino a veces comparte mensajes.

Aprendí a redescubrir ” quién me ha robado el mes de Abril “… y que duele en el corazón.

Aprendí a seguir a Hamlet ” siendo fiel a uno mismo, seguirá, como la noche al día, que no podrás ser entonces falso para nadie “.

Aprendí a leer entre líneas

y a mantener la ilusión
a pesar de casi todo.

Aprendí que la inspiración más grande procede de los más pequeños.

Aprendí que la familia es lo único no intercambiable.

Aprendí que se pueden echar raíces en macetas diferentes.

Aprendí a ” hacer pensar “… y, sobre todo, a compartirlo.

Aprendí a ser casi inmancisible, aunque sea a días…

y a ser sol aún cuando la vida está nublada

aprendí a decirte que ” me aportas “… y a aceptar que sea recíproco.

Aprendí que nunca es tarde para nada
y que ” nadie muere la víspera “
porque todo tiene su momento.

Aprendí que ser ” humanista “ es más funcional que ser ” humano “, a secas…

y a que ” cortando huevos se aprende a capar “.

Aprendí a interiorizar ” mantras “ con sonrisas… y hasta a tener alas.

Aprendí que hay personas que trabajan con convicción y hacen que las cosas funcionen.

Aprendí que el afecto relaciona a las personas, como la poesía de Celaya.

Aprendí que se puede ser dueño y señor de tu destino.

Aprendí a cultivar ” la isla de las flores “, aquí y ahora.

Contigo aprendí a ” ver ” la vida con zapatos nuevos…

y a ” proteger ” los viejos…

todo eso y mucho más…

contigo aprendí.

image

Publicado desde WordPress para Android

En primavera

Estándar

La primavera es una de esas estaciones que ” despiertan “ en nosotros ambivalencia.

Por un lado, esperamos con ansia los primeros rayos de Luz que alimentan nuestro cerebro, y nos llenan de alegría

y por otro, es la estación más ” traicionera “ en cuanto a emociones se refiere.

Si a eso le añades la epidemia de alergias varias, tienes como resultado… una especie de montaña rusa que hay que aprender a manejar.

Basta que guardes el abrigo para que el tiempo te demuestre quién manda… jaja.

Y si te ” emocionas en exceso” con la llegada del buen tiempo, no pienses que llegó para quedarse, que en menos de lo que piensas…

” ni rastro ” quedará de él.

La primavera es la etapa perfecta para ” renovar espíritu “ y proponerse nuevas metas ( alcanzables ) y alimentar tu vida, como dice aquí el amigo… Einstein

que provoca inexorablemente ” que se te hielen los pieces cuando vas en chanclas “.

HE DICHO 😉

image

Publicado desde WordPress para Android

¿ Y tú… eres selectivo ?

Estándar

Mi nombre es Indig Nado. Y busco desesperadamente a un tal…

ALMAX

Enemigo de Ardor
Hijo de Elron
Nieto de Eldelbar

Porque allá a mil leguas de viaje submarino, pude comprobar cómo los marketinianos españoles

naufragaban sin parar.

Entonces fui a un ciber que había dejado de funcionar, hasta escribí dentro de una botella, que desconozco si acabó por llegar.

Finalmente decidí viajar y Amazon me trajo hasta aquí.
Sólo pretendo hacer marketing directo contigo,
y tirarte de las orejas para que ” espabiles ” así.

Primero fue un estúpido vestido que cambiaba de color…

ahora un ” tierno gatito “, el que eclipsa toda tu atención.

Y paseas la gallina para que vea mundo… y hasta metes ” horas extra ” con tal de subir de nivel.

Tú pensando en el dichoso Candy Crash, mientras los universitarios en Kenia…

ni siquiera se ven por la red.

Sé mas selectivo con tus ” batallas ” porque no todo es Publicidad,

sino una de las injusticias más atroces…

que con tu silencio…

contribuyes a silenciar.

image

Publicado desde WordPress para Android

¿ Cómo es tu-lista ?

Estándar

La confianza es siempre un bien escaso y limitado, algo así como ” las angulas “.

Si. Debes venderlas muy caras y nunca regalarlas, jaja.

Dime que no confías en ” nadie ” y te diré que tu paranoia es proporcional.

Dime que confías en ” todos ” y te mostraré ( con la solvencia de Jordi Hurtado ), lo suicida que puedes llegar a ser.

Confiar no es tarea fácil. Es más bien una tarea de ” chinos “, casi tanto como tener feen el programa electoral de X o Y.

Confiar en alguien es como meterle en tu casa y prestarle tu pijama… y hasta tus ” babuchas ” para dormir.
Una decisión que no se puede tomar a la ligera.

Dime cuánto te cuidas y te diré que tu capacidad para cuidar a los demás es proporcional.

Para confiar en alguien que no sea como el bicho de Kafka, o que no tenga cuatro patas y rabo…
debes aunar la valentía de Robin Hood y la ingenuidad de ¿ Bambie ?.

En fin. Hay confianzas que matan.

Mejor confía en ti… y asume riesgos…

y acabarás confiando en ti contigo

sin listas… con razón… de corazón.

image

Publicado desde WordPress para Android