¡ Basta ya !

Estándar

Hoy me he decidido a rescatar esta palabra moribunda que tanto nos define: engañamundos.

Creo que el contexto es ideal para hacer honor a un sustantivo que aunque ” extinto “, no deja de reflejar la realidad de este país.

Un país donde prima el engaño como resultado de una combinación explosiva: la ingenuidad de sus miembros con la burda manipulación de quien decide.

Y es que tú y yo permitimos el engaño. Y tú y yo vivimos lo que permitimos.

Hay un momento en el que como adultos, la vida nos coloca en disposición de aceptar la realidad o cambiarla.

Desde la libertad. Este domingo es el momento de demostrar que la libertad no se vende como es el momento de reconocer que la sumisión se compra.
Pero la sumisión nunca genera libertades.

Dejar atrás la sumisión es posible pero para ello, tú y yo debemos dejar de temer o amar al opresor.

Mientras tú y yo sigamos justificando lo que hacen, lo único seguro es que lo seguirán haciendo.

Seamos honestos. Mientras tú y yo no digamos basta, ellos pensarán que deben continuar. Pura lógica.

No existe opresor sin oprimido. El oprimido alimenta a su opresor y a sí mismo.

La sumisión en masa no es sino el resultado de nuestra propia compulsión a aguantar todos los engaños cual barril sin fondo.

La sumisión es hoy nuestra forma de vida, pero el estilo de vida puede cambiar como pueden cambiar los sentimientos aunque sean permanentes… como tu miedo y el mío.

Una cosa es cierta. El domingo ahí fuera se nos da la oportunidad de decidir, si es que sabemos lo que nos toca decidir porque me da la sensación de que no lo tenemos demasiado claro.

Las urnas hablan… los adictos al drama callan… la pedagogía del oprimido convence… la libertad cede… la sumisión vence…
el poder manda… la sociedad obedece…

la historia se repite… la realidad duele.

image

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

El bibliotecario

Estándar

En vista de los últimos debates, monólogos y demás material electoral, me he decidido a escribir sobre un asunto al que hace tiempo quería dar forma.
Es hoy cuando adquiere más importancia que nunca.

Aviso a navegantes: abstenerse de seguir leyendo animales de costumbres rígidas, conservadores, reparadores, inmortales y carentes de humor ( amarillo ).

Tras observar ojiplática y hasta patidifusa lo acaecido el fin de semana en el espacio de: ” Un Tiempo Nuevo ” emitido por Telecinco, no me queda más remedio que ” mojarme “, no respecto al debate sino respecto a mi visión global de la política en general, y de los políticos en particular.

No pienso caer en el error de ” hacer leña del árbol caído “, ni siquiera me atreveré con un sonoro ” zas en toda la boca “, pero permíteme decirte que era la ” Crónica de una muerte anunciada “.

La realidad y el sentido común se presentan cual inconsciente impertinente en mitad de una sesión freudiana para verbalizar un sinfín de ” verdades inalterables “ que ni Urdaci es capaz de solapar.

Por otro lado, he de admitir que la lucidez de Arturo Pérez Reverte en ” La Sexta noche “ me ha dado el coraje suficiente para abrir mi ” corazón coraza ” y explayarme de lo lindo.

¿ Te acuerdas de ” El Bibliotecario “?. Si, aquella serie producida por el residente primero, médico después más atractivo de ER ( urgencias ) convertido en ” prota ” a lo Indiana Jones, en la que se convirtió en una de mis trilogías favoritas.

En fin, que si pudiera elegir… me quedaba con Noah Wyle, sin lugar a dudas, para guiar a este caótico país hacia la Luz.

Jaja. Seguro que hace tiempo habría ido ” En busca de los huesos perdidos “. ¿ No crees ?. Y nos habríamos ahorrado de paso, tanta especulación kafkiana.

¿ De verdad que no te gustaría ” regresar a las minas del Rey Salomón “?.
Te aseguro que es más divertido que ” sorprenderse con las minas del Rey… ” bueno, esa es otra historia.

El-bi-blio-te-ca-rio. Debería ser asignatura ( obligada ) para candidatos, cuasi candidatos, casta, ciudadanos, niñas del exorcista… y hasta público en general.

¿ Sabes por qué ?. Porque así aprenderíamos de ” La Maldición de Judas “ y no tendríamos necesidad alguna de repetir cual papagayo la eterna ” realidad herida “.

Mi candidato, mi voto y hasta mi alma irán a la figura de Flynn Carsen, y créeme cuando te digo que no puede ser mejor.

Tú decides. ¿ Votar una candidatura que ejem… España o apostar por ” un bibliotecario ” que instruye tu alma ?.

Continuará…

image

Publicado desde WordPress para Android