Pensar = Tender la ropa

Estándar

Pensar es como tender la ropa. Cuando supones que no va a llover, y le restas trabajo a la bruja Lola, dicho sea de paso, siempre buscas seguridad,
sin darte cuenta que el tiempo y sus inclemencias son de lo más inseguro que hay.

Cuando intentas controlar el futuro pensando que lloverá o no, lo que haces es pensar sobre pensamientos.

Formular hipótesis sin contraste que valga.

Siempre que intentes » controlar » el tiempo, el futuro, y hasta las calorías, si me apuras,
te diré que lo que de seguro perderás es mucho tiempo de tu vida.

¿ Conoces algo más prepotente que pensar en el futuro ?.

Sí. Implica la certeza de que llegarás vivo… y eso es más difícil de averiguar que saber lo que hizo el Rey con su » Juego de Tronos «.

Cuando » tiendes la ropa « con la velocidad misma de Bridget Jones zampándose una tableta de chocolate en vena,
lo que no entiendes es que solo puedes controlar las » pinzas » que sujetan tu ropa…
y que el resto depende del imprevisto.

Pensar es como tender la ropa.

Cuando piensas demasiado acabas más obsesionado que Adrian Monk viendo » 50 Sombras de Grey «.

Cuando no piensas lo suficiente, las nubes que antes veías darán paso a la » tormenta perfecta «, que finalmente, acabará empapando tus » ropas usadas «, y hasta las nuevas, sin remedio.

¿ Un pensamiento de andar por casa ?.

Deja de pensar en si llegará o no, » el diluvio universal «, y tiende la ropa o no,

haz lo que quieras

total, lo que tenga que ser será.

Lo cierto es que tú no controlas el tiempo,
pero tus pensamientos te controlan a ti.

Así que aprovecha para generar pensamientos que alimentan tu cerebro y hasta tu alma

en vez de » adivinar » lo que puede ser y no será

mientras tiendes la ropa.

¿ Y tú… a qué esperas ?.

image

Imagen de Fotograflarla Dünya.

Publicado desde WordPress para Android

Así planchaba

Estándar

Planchar es esa tarea que nos trae de cabeza a más de uno ( y de dos ).

Pero eso no quita que nos convirtamos por momentos, en profesionales » exterminadores » de arrugas impertinentes que sacudimos ipso facto, cual » mosca cojonera «.

Pero ¿ te has parado a pensar que sería de nosotros si no existieran las arrugas ?.

Sería todo más aburrido, eso seguro.
Adiós a esas caras de » tomatina » al escuchar un » sonoro » – está arrugado.

La arruga es bella.

Si no fuera por ella… todos pareceríamos clones impolutos: amargados y superficiales.

La arruga es vida.

La perfección no existe. Tener más o menos arrugas en la camisa no te hará mejor o peor profesional…

si más minucioso, detallista… cuasi obsesivo-compulsivo, jaja.

A nadie le gusta que le dejen » planchado » pero, ¿ a quién no le gusta que le » planchen » ?.

En fin. Se le antoja una connotación aburrida de todas en todas.

Debería existir el día mundial de la arruga feliz…

y mandar a la susodicha a paseo… durante unas horas.

Y para no darte más el » planchazo «, te dejo pensando… 
y con la fantasía volando…

que ya escribí mucha » plancha » por hoy.

Amén.

image

Imagen de HuskMitNavn, artista danés.

Publicado desde WordPress para Android

Alguien tan inocente

Estándar

¿ Conoces a alguien tan inocente como para votar al bipartidismo que nos hunde, al capitalismo que esclaviza o a un realismo mágico… que nunca acaba de aparecer ?.

Alguien tan inocente que piense que en cinco días de penitencia expiará los pecados de trescientos sesenta.

Alguien tan inocente como para aguantar el rechazo constante, bajo la premisa de un Dios que castiga.

Alguien tan inocente como para permitir cualquier tipo de abusos; que permita que le traten peor que a un » extranjero » en su propio país.

Alguien tan inocente que permita la censura, la falta de libertad de expresión… y hasta la agresión por ser fan de Paco Porras, jaja.

Alguien tan inocente como para confiar en un medio que manipula la información.

Alguien tan inocente como para emocionarse con un salve de Pascuas a Ramos, mientras el resto del año se emociona con Sálvame.

Alguien tan inocente como para aguantar largas colas en urgencias, mientras se cuelan » ochenteras » encantadoras.

Alguien tan inocente como para ver, oír y callar, mientras la negación y la represión dominen su miedo… y hasta su vida.

¿Conoces a alguien tan inocente?

Te diré que » sólo el amor con su ciencia nos vuelve tan inocente «.
Violeta Parra.

image

Publicado desde WordPress para Android

A vista de pájaro

Estándar

Si pudiera elegir me mimetizaba en la piel de un ave. Para volar libre sin permisos ni cadenas.

Para observar a los » humanos » a vista de pájaro, y emprender el vuelo más alto.

Me acercaría al agujero negro y picaría para entrar, y extraer un trozo de tejido que cual paloma mensajera, me serviría para mostrar al común de los mortales su respeto por el medio,
a vista de pájaro.

Acompañado de un compañero, a poder ser de Greenpeace… picaría la puerta de cada humano, explicándole que no puede seguir así.

Que la realidad objetiva es mucho más cruenta de lo que a simple vista le pueda parecer.

Despliegan sus alas por doquier, a lo pavo real, sin reparar en el camino, que hay otras formas de ir por la vida… sin cortar las alas al resto… sin coartar su libertad.

Les prestaría mis gafas de lejos, que las de cerca les llegarían a quemar… para que observen cual espectador omnipresente, todo lo que la Tierra esconde…
a vista de pájaro.

Finalmente, adoptaría el alma de Skinner y premiaría su » buen hacer «. Con refuerzos positivos a los que presenten conciencia de grupo ( si existiere alguno ), y respeten su entorno tanto como el comer.

Y no me harían falta otro tipo de refuerzos distintos, que ya se sabe que entre Dios y el dinero… antes el segundo que el primero, jaja.

En Francia incentivarán el sueldo de quien acude a su trabajo en bicicleta.

En España incentivamos a quien hace » la croqueta «.

En fin. Que la perspectiva varía mucho…
a vista de pájaro.

Esperemos que algún día, más pronto que tarde, despertemos de nuestro letargo, y comencemos a » sentir «…
a vista de pájaro.

image

Publicado desde WordPress para Android