¡ Basta ya !

Estándar

Hoy me he decidido a rescatar esta palabra moribunda que tanto nos define: engañamundos.

Creo que el contexto es ideal para hacer honor a un sustantivo que aunque ” extinto “, no deja de reflejar la realidad de este país.

Un país donde prima el engaño como resultado de una combinación explosiva: la ingenuidad de sus miembros con la burda manipulación de quien decide.

Y es que tú y yo permitimos el engaño. Y tú y yo vivimos lo que permitimos.

Hay un momento en el que como adultos, la vida nos coloca en disposición de aceptar la realidad o cambiarla.

Desde la libertad. Este domingo es el momento de demostrar que la libertad no se vende como es el momento de reconocer que la sumisión se compra.
Pero la sumisión nunca genera libertades.

Dejar atrás la sumisión es posible pero para ello, tú y yo debemos dejar de temer o amar al opresor.

Mientras tú y yo sigamos justificando lo que hacen, lo único seguro es que lo seguirán haciendo.

Seamos honestos. Mientras tú y yo no digamos basta, ellos pensarán que deben continuar. Pura lógica.

No existe opresor sin oprimido. El oprimido alimenta a su opresor y a sí mismo.

La sumisión en masa no es sino el resultado de nuestra propia compulsión a aguantar todos los engaños cual barril sin fondo.

La sumisión es hoy nuestra forma de vida, pero el estilo de vida puede cambiar como pueden cambiar los sentimientos aunque sean permanentes… como tu miedo y el mío.

Una cosa es cierta. El domingo ahí fuera se nos da la oportunidad de decidir, si es que sabemos lo que nos toca decidir porque me da la sensación de que no lo tenemos demasiado claro.

Las urnas hablan… los adictos al drama callan… la pedagogía del oprimido convence… la libertad cede… la sumisión vence…
el poder manda… la sociedad obedece…

la historia se repite… la realidad duele.

image

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

Libertad = Felicidad

Estándar

Abajo en la imagen… podemos ver un ser humano, en este caso, una niña hindú.

Los hindúes se distinguen de los demás seres humanos por su piel, ligeramente más oscura, su estilo de vida, más ” consciente “, y su sonrisa.

La sonrisa, al contrario de la ira, la rabia o la indefensión, es una emoción positiva.

Fruto de la felicidad, la sonrisa pasó a ser uno de los antibióticos naturales que existen.

Esta niña hindú es responsable, en pequeña proporción, de la cantidad de sonrisas que se dibujan en su familia, su entorno, y de todos aquellos que eligen alimentarse de ella.

Por lo tanto, la sonrisa es el lenguaje de los seres humanos.

Hasta la llegada de la crisis, todas las cosas vivas y no vivas de encima y debajo de la Tierra…
eran más agradables con una sonrisa.

Con la llegada de la crisis, empieza a trascender que la sonrisa no tiene cualidades para convertirse en placer.

Surgen así enfermedades que perjudican seriamente el buen funcionamiento de los seres humanos.

Por eso, la sonrisa se lleva a lugares apartados, especialmente diseñados para los seres humanos que eligen ser libres

Uno de esos sitios se llama India.

Hay poca libertad en la India, hay sin embargo, muchas sonrisas.

Y en medio de ella, la sonrisa de esta niña que ” la crisis juzgó inadecuada “.

Aquello que fue considerado como inapropiado en gran parte de Europa, América… y gran parte del mundo, es considerado como el mejor alimento de mujeres y niños…

para seres humanos con piel ligeramente más oscura, estilo de vida más ” consciente “…

y nada de dinero.

Ellos no tienen dueño y son muchos.

El hecho de no tener ni dueño, ni dinero… les hace libres.

Porque libertad es el sueño de cada humano que la alimenta…

y no hay nadie que no lo explique…

y nadie que no lo entienda.

image

Publicado desde WordPress para Android

¿ Y tú… eres libre ?

Estándar

Estos últimos días de fiesta he tenido oportunidad de reflexionar abiertamente acerca de los interesantes planteamientos que algunos de mis contactos, lanzaban al aire, para reafirmarse en su ateísmo ( en algunos casos ), para reafirmar su fe ( en otros ).

Es curioso que todos ellos hacían énfasis en la libertad inherente al ser humano.
Pero desde perspectivas perfectamente diferenciadas.

Lo cierto es que la libertad no puede dejarse en manos de Dios.
Es como dejar la educación de tus hijos en manos de la escuela.

La libertad no se consigue pidiendo a Dios, al Gobierno… o al párroco del barrio que te liberen.

Libertad eres tú.

Libertad no es concepto sino sentimiento.

Libertad no es mimetizarse tras una pancarta del 15-M
define tu forma de vivir hoy.

No te confundas:

Dime cuánto odias y te diré que tu libertad es directamente proporcional.

Dime cuánto te preocupa la ” paja ajena ” y te diré que tus complejos son proporcionales.

Tu rigidez apresa tus convicciones en forma de prejuicios.

Libertad política no es ir a votar sino defender tu voto.

El carcelero no es Rajoy… ni siquiera el capitalismo; eres tú.

Sólo Liberándote de tus prejuicios puedes empezar a plantearte hablar de libertad ajena.

Mientras tu alma albergue un mar de quejas, tus acciones se regirán por el hastío.

Observa a este niño. Él también tiene el telencefalo altamente desarrollado… y el pulgar oponible… como tú.

Pero es libre… aún preso de las circunstancias… la libertad le hace responsable de sus acciones

y hoy,su acción es cuidar ése gato, como si no hubiera un mañana.

¿ Y tú, eres libre ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Saliendo del tiesto

Estándar

No quieren que aprenda
les molesta que evolucione;
temen que madure.
Me salgo del tiesto.

Todo vale con tal de que encaje
cuando el objetivo es normalizar;
avergonzar es la estrategia de elección,
para que vuelva al tiesto, del tirón.

Prácticas limitantes
nada nutritivas;
dictan mi conducta
me mantienen dentro del tiesto.

Voces que condenan
miedos que coartan;
ambientes que etiquetan
tiestos que ahogan.

Mil y una excusas
que no tienen justificación;
para apaciguar decepciones.
Para apartar al tiesto a un rincón.

No más vergüenzas disfrazadas
no más abandono solapado;
no más decepciones camufladas
no más jueces improvisados.

Porque mientras me quieran avergonzada
me prefieran abandonada
me tengan decepcionada…
más lejos del tiesto.

La intuición guía mis pensamientos;
me apoya con decisión
y acercándome al tiesto
me invita a hacerlo mejor.

Me sugiere alternativas
me motiva con convicción;
me ofrece perspectivas
me empuja a correr riesgos.

Mientras la intuición me acompañe.
Mientras el sarcasmo esconda tu gestión.
Mientras más dentro me empujes
más alto salto yo.

Porque no es que salga del tiesto
es que nunca decidí entrar;
solo internalicé tus distorsiones
las que hoy trato de reemplazar.

image

Imagen de Nenad Mirkovich.

Publicado desde WordPress para Android

Gritando en silencio

Estándar

Imagínate por un momento que eres el ” pájaro ” de la foto. Y que acompañas al dueñ@ de ese brazo ( porque tiene dueño aunque no esté visible ) durante años… incluso décadas.

Durante mucho tiempo… has cuidado de ” sus sueños ” con la delicadeza del más noble ” pájaro carpintero “; has sido ” cómplice ” de sus bellas sonrisas… quizás has ” aguantado ” demasiado.

Pero no es propio de ningún ave ” de raza “ abandonar a su bandada mientras emigra; mientras muta emociones… mientras sufre en silencio, todo tipo de sin sabores.

Hasta que un día siente que sus alas cargan demasiado; tanto que no puede despegar, y sumido en la desesperanza deja de intentar volar.

Pasado un tiempo demasiado largo, escucha con espectación a uno de los suyos, picando la ventana, incansable…

Al día siguiente vuelve acompañado, con la panza llena, más enérgico que el día anterior y logra, a duras penas, colarse por la ventana, cual experto ” okupa ” merodeador.

Me pide que le siga los pasos, que es hora de emigrar… hacia tierras africanas, cálidas donde habitar.

Le digo que mis alas pesan demasiado, que África me queda lejos, así para empezar.

Él no entiende y se desespera, y alzando el vuelo se vuelve a alejar una vez más.

Vuelve y vuelve, una vez y otra, y no ceja en su empeño; parece sordo o quizás no quiere escuchar… y así pasan algunos días, una semana, parece nunca echarse atrás.

Cada vez trae a los jefes más respetables de su tribu, y cual ” anestesista ” con más horas de quirófano, me animan a emprender mi camino junto a ellos, sin mirar atrás.

Le repito cual cansino ” papagayo ” que yo quiero volar. Pero que mis alas ya no me acompañan ni siquiera para poder despegar.

Todos juzgan y critican… pero nadie me pide que le preste mis zapatos para aligerar el peso de las alas, y así facilitar el viaje, en ese difícil caminar.

Es como si te sintieras testigo y perjudicada en un mismo proceso, en el que sólo deseas recuperar tu libertad. Sin dañar a nada ni a nadie, porque lo último que deseas es ” molestar “.

Pero nadie entiende porqué ahora y no antes, todos se animan a juzgar, pero ninguno de ellos estaba presente, cada vez que quebraban sus alas… cada vez un poco más.

Al final el pájaro de pico largo y ojos grandes, se rinde al silencio y deja de creer en el sistema, en la justicia, y hasta en su propia capacidad.

Es sólo la ” Crónica de una muerte anunciada ” de una larga lista de ” códigos no escritos “, de un sistema que lejos de protegerte te coloca en el disparadero… así sin más.

Y, al final, este ” avispado “ pajarito, cansado agacha la cabeza, exhausto de explicarle las cosas a alguien que no quiere entender, ni siquiera escuchar.

image

Publicado desde WordPress para Android