Comparte tus arras

Estándar

En la vida hay objetivos que tenemos en común con el resto de los mortales. Familia, amigos, trabajo…
son sólo algunas de las piezas que conforman las arras de la felicidad.

En marketing incrementar ventas, suele ser, realmente el objetivo principal sobre la que se erigen todas las demás.

Muchas veces, mas de las que nos gustaría, no somos conscientes de que » algo » debemos estar haciendo mal para que los resultados no se correspondan con los esfuerzos realizados.

Por ejemplo

Deseas mantener una vida personal plena, llena de amor… cuando ni siquiera eres capaz de aceptarte tal y como eres.

Te diré que no hay mago » Blas » en el mundo, capaz de reconducir ésa situación, ése hábito… mientras no te desprendas de una vez por todas, de ésos pensamientos irracionales ( que lo son ), y comiences por quererte de a poco.

Del mismo modo, si pretendes obtener beneficios de tu estrategia comercial, tendrás que empezaría por revisar cuales son tus valores y los de tu gente.

Tu equipo habla de ti. Es el recurso más vital de tu organización.

Dime cómo cuidas a tu equipo y te diré qué tipo de líder eres.

No es que exista un prototipo de líder perfecto, ni mucho menos, pero debes buscar siempre el equilibrio para tener al personal motivado y corregir posibles desviaciones.

A veces no es un problema de fondo sino de forma.

Empieza a cambiar el chip y verás que diciendo y haciendo las cosas de otra manera, los flujos de información fluyen a tu favor.

Cuando el problema sea de base, plantéate reorganizar todos tus esquemas de pensamiento, sin miedo a equivocarte.

Porque hay veces en que el estancamiento se convierte en el peor freno de la empresa.

Cuando sientas que no hay marketing que valga, que tu producto no tiene remedio, piensa que para recibir lo que quieres, antes debes desprenderte de todo aquello que no ayuda

Aunque duela, aunque tengas que perder en el camino.
Aunque te parezca muy alto el precio a pagar.

¿ Sabes por qué ?. Porque tus clientes están solo al otro lado del miedo.

Tú decides. ¿ Acogerlos o convencerles de que tenían razón ?.

Caminar con ellos de la mano, es siempre la mejor opción.
Porque se sentirán partícipes y valorados, y no dudarán en repetir la experiencia de incrementar sus entradas en el seno de tu organización.

image

Publicado desde WordPress para Android

Escribe tu camino

Estándar

Dime qué escribes y te diré cómo te sientes.

A veces las personas no están receptivas.

A veces lejos mejor que cerca.

A veces donde no llegan las palabras llega un » pato » cuyo pico se desliza suavemente sobre el fino papel, trazando un lienzo que parecía » vacío «, en un paisaje lleno de curvas y de formas, aunque a veces las formas parezcan deformes y las curvas… largas pendientes descendentes.

No te preocupes, el pato eres tú. Si. Porque hay veces que te sientes así. Como un pequeño pato mareado, feo y gordo. Sabes que en esos momentos, no hay » hermano mayor «, no hay » Cleverbot » capaz de diseccionar esos pensamientos tóxicos y alejarlos de ti cual peligroso ébola.

Es en esos momentos cuando se hace consciente con más fuerza que nunca tu increíble Hulk interior, y decides dejar dar rienda suelta a sus instintos más primitivos, de la mejor manera que sabes. O sea se, escribiendo.

Da igual cuan inspirado estés. No importa la distancia o años luz que te separen de las musas porque lo importante son tus sentimientos. Boli en mano y mente fría, no hace falta nada más.

Y cual » pequeño Nicolás » en busca de aventura, te dejas llevar por ese run-run que te ha quitado el sueño estos últimos días atrás, y que vas a permitir que fluya libremente sobre el papel, porque sabes que tus sentimientos si son importantes, y si no te haces cargo de ellos, nadie lo hará por ti.

Al dibujar tus experiencias en ese trozo de papel, estás siendo valiente porque es más fácil distraerse en otros menesteres más placenteros y menos sofisticados que ponerte al día contigo mismo.

Al trazar tus vivencias, vuelves a vivirlas casi con la misma intensidad que antaño, pero tú eliges qué significado otorgarles.

Da igual que sean episodios pasajeros como crónicos; personales como laborales; importantes como circunstanciales.

¿ Sabes por qué ?. Porque los vives desde la intimidad, sin juzgarlos, de forma dolorosa… pero siempre desde la óptica del Aprendiz que busca mejorar cada día… desde la responsabilidad.

Mientras no lo hagas, podrás sentirte cómodo durante un tiempo… en rutina, pero sabes que no puede ser siempre.

Porque del mismo modo que eres libre para sentirte ofendido, enfadado… incluso decepcionado, no tendrás mayor libertad que la de abandonar la comodidad que te dan las reglas establecidas.

Ya sea en marketing,  a la hora de diseñar estrategias o en la vida…

Tú decides. ¿ Caminar sobre la nieve o solo dejarte llevar ?.

image

Publicado desde WordPress para Android