Insert brain here

Estándar

Es impresionante observar a un niño de dos, tres, cuatro años… con el móvil, el pc o hasta el » parrot «, si me apuras.

Conocieron a Pou antes que yo, saben de todos los cuentos porque Youtube se los contó…
y manejan el iPhone con la destreza de Jobs y la técnica de Alonso, jaja.

En fin. Que sus chacras se alinean a la velocidad que carga tu batería, y sin darte cuenta te organizan la vida, a golpe de click.

La verdad es que muchas veces, trato de imaginar cómo es un día de clase, en la vida de estos » locos bajitos «, y he de reconocer que me » asusta «, más incluso que » la cola del hambre «.

Porque si la nuestra es una sociedad dependiente, lo que viene detrás… no lo tiene mejor.

Al final, aquella » picaresca « que antaño se dejaba entrever con » El lazarillo de Tormes «, vuelve a renacer con más fuerza que nunca, en un país en el que triunfan no los más preparados… sino los que » menos huellas dejan «.

Así que… si un día descubres que tienes una cuenta de Twitter con cientos de seguidores que te son ajenos, ¡ don’ t worry !.

Es tu » peque «, que ha decidido cual Miss agente especial
poner algo de » emoción « en tu vida.

Lo que está claro es que » los secretos «, con la era digital han pasado a la historia ( reciente )…

porque ahora lo que se lleva es compartir, » colgar «… y generar estados.

Sin » pensar « demasiado en la repercusión o en las consecuencias que se puedan generar.

Y tú, ¿ qué » insertas » en tu cerebro ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s