Cuestión de pelotas

Estándar

¿ Quién no ha sentido alguna vez algo así ?. Si no fuera por ti… si no fuera por mis pequeños…
son frases que se repiten cual » Crónica de una muerte anunciada » en nuestro cerebro de forma asidua.

Pero ¿ realmente es así ?. ¿ No crees que es un muy mal síntoma que dependas de alguien ( quien sea ) para luchar en la vida ?.

Ya, ya sé que hay veces que te dan ganas de mandarlo todo » al carajo » dicho mal y pronto… pero, ¿ no crees que suena egoísta por tu parte, hacer sentir ése peso a la otra persona ?.

Bajo la premisa de que supuestamente la amas, todo vale, pero no olvides que sufrir por amor nunca será un buen negocio.

Eso de que las penas compartidas son menos… no sé hasta qué punto es saludable.
Al final el pedrusco acaba haciendo » carambola » no solo en ti, sino en la parienta, en tus hijos y hasta tu jefe, si me apuras.

Si luchas… que sea por ti.
Si te levantas… que sea por ti.
Si sabes que vale la pena… que sea por ti.

Aunque el tamaño de la bola asusta a simple vista… aunque sientas que vas a caer rodando cual pelota de golf… en fin, que no todo es cuestión de pelotas.

A veces el mayor freno está en nuestra cabeza. Y se niega a salir. Se acomoda como » Pedro por su casa » y se empeña en quedarse.

Cuando sientas que ya no puedes más, no te aconsejó que te pinches a Coelho » en vena «, porque a veces el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Tampoco te aconsejo que finjas que » la vida es bella » porque no te lo crees ni tú.

Pero ¿ quién soy yo para dar consejos ?. Jaja, olvídalo.

Olvida todo intento de psicología positivista… y date permiso.

Permiso para sentirte así.
Permiso para llorar o reír.
Permiso para gritar o callar.
Permiso para ser tú… sin máscaras.

Las personas que te quieren pueden protegerte de ésa bola sin que sucumbas a su poder.
Pero ellos sólo pueden acompañarte, no pueden sujetarte siempre.

Cuando sientas que no puedes mas… siéntete afortunad@ de contar con un cómplice, alguien que te acompaña sin juzgar.

Porque contar con alguien así, al menos una vez en la vida, es el secreto para parar, juntar los trozos… y ¿ avanzar ?.

Tú decides. ¿ Quedarte anclado en la tristeza o pegar una patada a esa bola gigante… y echar a andar ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s