¿ Soluciones diferentes ?

Estándar

El nuestro es un país » dependiente «. ¿ Por qué ?.
Está claro. Porque primero nos sometemos cual » Toro enamorado de la Luna «, para luego revelarnos ( ni que fuéramos una película de kodak ).

Una característica que etiqueta a esta, nuestra sociedad, como dependiente es siempre la anulación del amor y hegemonía absoluta de la lucha de poder.

Pero no hay que olvidar, que en una relación dependiente, uno asume ciertamente el control y el otro lo abandona, es decir, se anula. Y eso al final… tiene que acabar explotando por algún lado.

Las relaciones dependientes siempre tienen aparejado el sufrimiento. El drama forma parte de esta relación.
Esto se debe a que en el sufrimiento está implícita la reconciliación… perpetuando así la situación tanto como un préstamo vitalicio.

Pero, ¿ tenemos remedio como sociedad ?

Jaja, eso es más difícil de saber que el » esquema » de Dan Brown para su próxima obra; más difícil que conseguir que » dejen de invitarte al dichoso Candy Crash Saga «, si si, así de difícil es.

¿ Sabes por qué ?. Porque para dejar una relación dependiente, necesariamente implica enfrentarte a tu mayor terror: quedarte solo, sin » tarjetas black » ni espías en el Congreso. Sólo; independiente… algo así como Artur Más.
Pero además tendrás que responsabilizarte de tus decisiones. Ya no vale con aquello de » tú responsable «.

Pero no te confundas. Las relaciones dependientes casi nunca terminan en divorcio, osea se, que volverás a vértelas con el PP y el PSOE, aunque te separes, volverás cientos de veces, como El Almendro. Jaja, incluso más.

Pero ¿ sabes qué ?. No hay forma sencilla de terminar una relación dependiente. Porque implica valor ( y no hablo del chocolate ), decisión ( y aquí no valen las medias tintas ) y, sobre todo autoestima.

Justo lo que no hay. Porque si hubiera… tú y yo no nos dejaríamos engañar por procesos viciados y corruptos; tú y yo, buscaríamos soluciones diferentes, sin miedo a quedarnos solos, sin miedo a » levantar el culo del sofá «.

Mientras tanto algunos seguirán » partiéndose el eje » a carcajada limpia, convencidos de que » el lavado de cerebros en libertad es más eficaz que en las dictaduras «. ( Noam Chomsky ).

Pero no olvides que es lo que tú y yo permitimos que hagan… lo que primero les catapulta al poder para después legitimar su voluntad.

Tú decides. ¿ Ir a donde va Vicente o empezar a pensar diferente ?.

image

Publicado desde WordPress para Android

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s